1 oct. 2009

Tan bello y tan triste

Una tarde, tu bonita sonrisa
me apuntaba a quemarropa y tus ojos
me preguntaban -afirmaban-
de qué huía al pasear
si no era de mí mismo.

No te faltaba razón,
al menos en parte,
supongo que cada huida es siempre
también
una búsqueda en la que cada paso
apunta la esperanza de volver a encontrar algo...
tal vez momentos o tan sólo alguna sensación, como ahora mismo,
que sentado aquí, por un instante en paz,
veo el brillo de las calles, del caminar ausente de la gente
y todo tiene sentido en sí mismo,
igual que una página en blanco.

Aunque escape siempre como el humo: intocable,
lejano y ajeno,
tan bello y tan triste...

José Palacios (Poetica Seminarii, octubre de 2003)

3 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Feliz cumpleaños, Versalles!

Anónimo dijo...

ay, tan bello y tan triste... a la par que elegante, Mr. Buckingham... que poema más rebonito...

Juliette Croûte

nueva gomorra dijo...

Joyeux anniversaire, su Majestad. Nos sigue sorprendiendo usted con su arrojo poético. A ver si es posible y nos vemos mañana en Murcia de una vez, aunque sea drogado de antivirales y con el cuerpo metido en una caja de resonancia magnética.

Un abrazo
Bram Stoker