22 oct. 2017

Rosas amarillas para combatir el desprecio


ROSAS AMARILLAS PARA COMBATIR EL DESPRECIO

anoche ella quería ver una
película de Godard. por alguna
razón yo sentía algo raro al
respecto. dentro de la misma
película Fritz Lang intentaba
filmar la Odisea. pero el productor
era un incordio. Lang ya sabía todo esto.
contrataban a un nuevo guionista que
tenía una mujer preciosa.
y hablaron y discutieron
más de treinta minutos en su
apartamento. ella entonces le dijo:
-tú eres el que has cambiado;
desde que conoces a toda esa
gente del cine. te prefería
cuando escribías novelas policíacas-
y ella se rió y me miró.
y yo la miré y me reí.
Ahora yo soy uno de esos tipos
que gritan: «¡silencio, motor!».
y conozco a mucha gente
y me emborracho y hablo
sin parar con todo el mundo
en las fiestas de fin de rodaje.
pero yo le intento explicar,
que prefiero aún
las rosas amarillas al
desprecio.

Manuel Onetti, Sol eléctrico amarillo (Baile del Sol, Tenerife: 2017).

17 oct. 2017

Un poema de Layla Martínez en La Tormenta


De lo que le dije a Víctor Serge en una prisión de Petrogrado

Esta no es nuestra casa, Víctor,
esta no será nunca nuestra casa.
Este es solo el hogar
de los incendios y las orquídeas,
el lugar donde enterramos 
decenas de caballos
en un agosto terrible,
donde dormimos entre los lirios
y lloramos por los fusiles
que nos habían arrebatado.

Nosotros, que no reconocemos
los tribunales de los justos
ni acatamos ninguna de sus leyes,
solo podemos comprar la libertad
con los cantos de los caimanes, Víctor,
pero hasta los caimanes enmudecen
con las crueles enfermedades del abismo.

Por qué no fuimos feroces,
por qué no asesinamos
con nuestras propias manos
a los hermosos adolescentes
que teorizaban sobre la revolución,
por qué les concedimos el don de la locura
y les llenamos el pecho de amapolas.

Esta no es nuestra casa, Víctor,
esta no será nunca nuestra casa.
Este es solo el lugar
donde los días fueron atroces
y nos molieron a golpes,
donde me trenzaste el cabello
en señal de luto
y nuestro lecho se llenó de cenizas.

Marchémonos de aquí, Víctor,
no estamos destinados
a morir entre la nieve.
Para nosotros está reservada
la única muerte que es luminosa. 

Layla Martínez, del poemario inédito Cineraria. Tomamos el poema del número 1 de La Tormenta (Piedra Papel Libros y Calumnia Editorial, 2017).

16 oct. 2017

Estar en contra, estar a favor


ESTAR EN CONTRA, ESTAR A FAVOR 

En nuestros días se nos impone a cada paso una toma de posición respecto a la masa amorfa de acontecimientos que estremecen a la opinión pública. Hay que estar a favor o en contra, porque el matiz engendra la incertidumbre, la incertidumbre lleva a la duda y esta, con frecuencia, a la costumbre de pensar por uno mismo. Y, en nuestro agitado mundo, eso es fatal. Debemos optar ya, sin muchos remilgos, por unos o por otros. Es urgente. A favor o en contra de los ucranianos, a favor o en contra de los rusos, o de la Unión Europea. Con la Ley o con los corruptos. Con los que protestan o a favor de la silenciosa pero temible corriente de los que asienten. Todos los días se nos ofrece la posibilidad de realizar este tipo de elecciones, ya se trate de Crimea o Venezuela, de Melilla o Cataluña. Las personas informadas se reconocen al instante por eso: siempre que se les requiere (y cuando no, también) tienen a mano su opinión, preparada para saltar a la palestra a favor o en contra de lo que sea. 

Desde que las masas entraron por la gran puerta de la Historia, de mano de las distintas Revoluciones, ya no hemos podido salir de ella en ningún momento. Y como el curso de la historia y sus catástrofes —desde el motor de combustión interna a las burocracias internacionales, pasando por la política de la Reserva Federal de los Estados Unidos—, tomar partido no es ya tanto una posibilidad como una obligación. 

Deberíamos, por eso, defender nuestra libertad de no pronunciarnos respecto a las continuas preguntas e inquisiciones diarias. Si no se pueden impugnar los términos en los que se plantea la pregunta, la opinión está trucada. Desposeídos de nuestra voluntad para la satisfacción de las necesidades básicas, se nos acumulan en cambio las cuestiones de actualidad más banales sobre las que pronunciarnos, y lo hacemos a menudo con la suficiencia del que lo ignora casi todo. Sin embargo las parcelas de nuestra vida que han caído bajo la administración técnica de unos aparatos inconmensurablemente complejísimos nos señalan con claridad en qué medida nuestra opinión a favor o en contra es inoperante en cuanto a aquello que nos incumbe más directamente.

- Juanma Agulles, en Piloto automático. Notas sobre el sonambulismo contemporáneo (Cul de Sac. Madrid: 2016).

8 oct. 2017

Palabrería


PALABRERÍA

Feliz el hombre
que de ser hombre abdica
y cambia de respiración,
recibe otro aliento
desde su alma ignota,

no escucha ya las voces
del miedo y la mentira,
ni la necia y feroz
palabrería de la muerte.

Un poema de Manuel Lombardo Duro perteneciente a Las voces indomables (Piedra Papel Libros, 2017). Publicado también en el número 1 de La Tormenta (Calumnia Editorial y Piedra Papel Libros, 2017).

30 sept. 2017

'Todos los días', un poema de Antonio Orihuela


TODOS LOS DÍAS

Sigo paseando contigo bajo los arcos
de una catedral hecha de castaños de Indias.

Sigo en nuestro sueño,
las nubes no envejecen ahí,
la sombra del sol se queda quieta,
el terrón de azúcar no se deshace,
la moneda que tiré sigue suspendida en el aire,
la película no llega a su fin,
el tren no se mueve,
el tiempo no me cura,
no dejo de mirarte,
no estamos juntos,
no te digo adiós,
no me voy de ti,

combato por la belleza
de todo lo que escapa.

Antonio Orihuela (poema inédito publicado en el número 1 de La Tormenta, revista de poesía coeditada por Piedra Papel Libros y Calumnia Editorial).

25 sept. 2017

La Tormenta


Hace unos días nos llegaron los primeros ejemplares del número 1 de La Tormenta, una pequeña publicación, en formato A6, que hemos coeditado con los amigos de Calumnia Edicions. Como su mismo nombre indica, será una revista de publicación irregular, lo que -por extraño que pueda parecer- nos hace ser optimistas con respecto a su continuidad. 

La publicación tiene 26 páginas, cubierta a color, papel ahuesado y alzado en fresado. Para este primer número hemos contacto con las colaboraciones de Antonio Orihuela, Layla Martínez, Manuel Lombardo Duro, Jorge Riechmann, José Pastor González, Vanessa Basurto, Jordi Maiz y Juan Cruz López

El equipo que coordina el experimento lo componen Antonio Orihuela, Jordi Maiz y Juan Cruz. 

Por otro lado, Piedra Papel Libros solo venderá la revista de forma directa, o bien en el puesto que ponemos en los eventos editoriales a los que acudimos o a través de pedido por correo electrónico: piedrapapellibros@gmail.com Vale 2€ y no hay gastos de envío (pago vía PayPal o ingreso en cuenta).  

También la regalaremos para compras de más de 20€ y se la enviaremos sin coste alguno a los lectores y lectoras que nos compran por preventa desde hace meses, apoyando de forma decidida por la viabilidad de este proyecto editorial. 

Finalmente, y tras la salida del siguiente número, colgaremos los ejemplares atrasados en nuestra página de Issuu para que sean de acceso público y puedan ser leídos por toda la gente interesada.

20 sept. 2017

El sabotaje amoroso


El sabotaje amoroso. 159 páginas de una deliciosa novelita de verano, al menos para mí. Una desternillante historia protagonizada por una monigota, Elena, otro de los sobrenombres de la propia autora. Hablamos de un librito que narra las aventuras de la pequeña Amélie Nothomb, hija de un diplomático residente en la China loca de la Banda de los Cuatro.

Le estoy cogiendo el gusto a las novelas cortas de la Nothomb, autora prolífica donde las haya que, como comenta en la entrevista que os enlazo al final y que os recomendamos leer, escribe tres o cuatro novelas al año de las que elige una para publicar. Ahí es nada.

Amélie Nothomb: "Dentro de mí está el infierno, un diablo que quiere destruirme"

13 sept. 2017

In ictu oculi



Hoy actualizo el blog con uno de los poemas que más me han gustado de Metal, el último libro del poeta jienense Joaquín Fabrellas, editado por los amigos de Maolí Ediciones. De paso, os recomiendo la reseña que sobre el mismo ha elaborado Juan Manuel Molina Damiani. Podéis leerla pinchando aquí.  

IN ICTU OCULI

Un río es solo un símbolo,
la misma agua,
el mismo silencio,
la misma destrucción desordenada
del final hacia delante;
el río que os habita en ya la pena
inconclusa de la especie,
ningún río es igual a sí mismo,
¿por qué mienten los charlatanes
si todo es olvido,
si todo fluye en este río
de escombros?
Si todo es igual al principio,
si todo pronuncia
el nombre hermoso de la muerte.

Joaquín Fabrellas
(Metal. Maolí Ediciones. Jaén: 2017)

11 sept. 2017

Rock Springs

Richard Ford
A mis años, y a pesar de pulular entre la batería de recomendaciones de algunos amigos, me encuentro con el primer libro (que leo) de Richard Ford. Magnífico, de una prosa limpia, fotográfica y sencilla, ajustada como un guante a las historias de sus relatos.

Os dejo con un fragmento de «Novios», uno de los cuentos pertenecientes al libro que da nombre a la entrada:

De alguna manera, quién sabe por qué, tus decisiones un día dan un vuelco y pierdes el dominio de las cosas. Y un día te despiertas y te encuentras en la situación en la que juraste que jamás te encontrarías, y ya no sabes qué es para ti lo más importante en este mundo. Y después de eso, todo ha acabado. Y yo no quería que a mí me sucediera; jamás pensé, de hecho, en la posibilidad de que llegara a sucederme. Sabía el significado del amor. El amor no era crear problemas, no ponerse en situación de crearlos. Era no dejar a una mujer porque se ha puesto el pensamiento en otra. Era no llegar nunca a estar donde se juró que nunca se estaría. Y no era vivir aislado, estar solo. Eso nunca. Nunca.

- De Rock Springs, Richard Ford (Anagrama. Barcelona: 2016).