29 sept. 2009

A propósito de Nighthawks, de Edward Hopper


Hopper.
Una mujer y un hombre
sobre la barra del bar
donde reposan su desesperanza.
El hilo de la tormenta
que parece
no acabarse nunca.
Pérdidos
entre el deber acostumbrado
y los sueños que se derrumban.
Huidas cada vez menos posibles.
Una vida entregada al vacío
y la conciencia
de que ya no hay vuelta atrás.
La más común
de las derrotas:
saber
que el chicle que mastican
perdió todo el sabor.
El día a día
como una golosina
despreciable.
Saber,
en definitiva,
que se está llegando al final
sin los deberes hechos
ni propósito de hacerlos.
Dejarse vencer
por no se sabe qué.
La más sencilla de las traiciones:
nuestra vida
(única e irrepetible)
disfrazada de mediocridad.

Juan Cruz López -NG-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

saber
que el chicle que mastican
perdió todo el sabor.

versazo!!! que calidad está tomando esto señoras y señores...

bravo juan!!!

Juliette Croûte

tr(a)nshistoria dijo...

gracias, julinski, pero creo que es bastante b side. de todas formas, creo que poquillo a poco va tomando un punto medio qué, ¿no?, me refiero a nuestra city. mañana colgamos el relato de nicolai, a ver qué onda... un besote

Anónimo dijo...

buen poema, cono todos , enhorabuena

nueva gomorra dijo...

Y esto cómo podríamos llamarlo... a ver...déjeme pensar... ¿poesía de valor?... pero, ¿entonces?, ¿la otra no tiene valor?...no, no es eso... esta la llamo así (aquí y hoy) porque hay un claro(para mí) propósito de evidenciar una idea-valor (como lectora me adhiero a la teoría de la recepción, es decir, que le suplanto un poco a usted, Señor y digo lo que quiero) de la dignidad como antípoda de la mediocridad, aunque los haya dignos y mediocres... harina de otro costal...


Por cierto, Erti Rodríguez, poeta de la Generación Ausente, también tiene un poema en el que habla de Hopper, bueno, de una "mujer de las de Hopper", "Intromisiones", creo que se llama el poema. El bueno de Edward Hopper... ¡cuánto dará aún que hablar!
También Hopper era un poco como las pastillas rojas de Mátrix, no Lot?
Uff, ¡qué cacao tengo hoy! será la caja de resonancia...

Bramstokerísimo -NG-