22 sept. 2009

Humo

Juan Gris, El Fumador


Cerró la puerta del piso tras de sí, terminó de subir la cremallera del chaquetón para cubrir su cuello del frío viento mañanero y volvió a la realidad después de una noche de alcohol y metanfetamina de la que solo quedaba un leve desajuste de mandíbula y un ritmo alto en el andar.
Medio cigarro queda en el paquete de tabaco que encendió como forma de distracción hasta llegar a casa, suerte que no se encontraba muy lejos de allí. Era el momento de la reflexión sobre lo que había pasado aquella noche. Había terminado en la cama de una mujer desconocida de la que no sabía ni el nombre, pero que le había sacado de su ensimismamiento durante unas horas. Solo recuerda que en el momento en el que apagó por un tiempo aquel cigarrillo que ahora fumaba hasta sus últimos restos, una imponente muchacha un poco, pero muy poco, mayor que él le sacaba de la mano de un bar repleto de humo, fiesta y paradójica soledad. Recuerda también que mientras aquel cigarro se encontraba apagado, aunque vivo, él había vuelto a creer en el amor y se lo juró al oído a esa muchacha durante toda la noche. Ahora, el regusto amargo en su boca que anuncia que el fuego ya está quemando el filtro del cigarro le devuelve a su estado primitivo de negatividad amorosa.
Asumía que su amor duraba lo que una pasión, lo que un cigarrillo. En realidad se cree un humanista de la forma en que lo era uno de esos personajes de Sartre que una vez había conocido en un libro, ama la humanidad. También asume, es totalmente asequible, que la solución no pasa por quitarse de fumar.

4 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Humo es una colaboración de nuestro más querido Lord (nos referimos a Bohemius, más parmesano que nunca).

KUBAN dijo...

Hermoso el relato. Cuando menos ese cigarro le duró un poco más que la pasión. Gracias por tu espacio. Un abrazo.

nueva gomorra dijo...

Como tantas otras veces estás en lo cierto, la solución, ni de manera remota pasa por quitarse de fumar. Bravo, Bohemius, queremos más.

La sed eterna-NG-

tr(a)nshistoria dijo...

Le vamos a echar mucho de menos... Esperemos que en Parma funde una sucursal erasmusitana de New Gomorre.