10 sept. 2009

El secreto del mal, de Roberto Bolaño

Siempre hay casualidades. Un día Belano conoce a lima y se hacen amigos. Ambos viven en México DF y su amistad se cimenta, como suele ocurrir entre los jóvenes poetas, en el rechazo a ciertas normas, en la afinidad con ciertas lecturas. He dicho que son jóvenes, y también son, a su manera, vigorosos y creen en el poder lenitivo de la literatura. Recitan a Homero y Franck O´Hara, a Arquiloco y John Giorno, y sus vidas discurren, aunque ellos no lo saben, en el borde del abismo.

2 comentarios:

nueva gomorra dijo...

"El secreto del mal" es el último libro de Roberto Bolaño, un libro incompleto, pues se trata de relatos a medias y conferencias inconclusas que encontraron a su muerte en uno de los archivos de su ordenador. Es por esto un libro aciago que nos recuerda constantemente la brevedad y el golpe del azar.
Algunos de los relatos que incluye te dejan funambulista suspendido en el aire, sin agarres, ¡maldita sea !, repentinamente no hay más y se le quedan al lector ganas de más, otros de ellos aunque no estén acabados sí que ya apuntan hacia algún sitio, así, para mi gusto: Sabios de Sodoma, un divertidísimo relato a propósito de la supuesta costumbre de la sodomía en Argentina y sus orígenes. Muy buena también la conferencia que lleva en el título la palabra Sevilla (no tengo el libro a mano y no recuerdo el título) y excepcional: "Derivas de la pesada", a propósito de la literatura argentina. Es Bolaño un tipo que se moja y que apuesta, un enormísimo escritor, por esto lo traemos con frecuencia a pasear las calles de la ciudad. Y si pudiéramos, lo invitaríamos al recital Molinos de Viento de esta noche donde conocería a Vicente Aleixandre y a otros muchos locos de la literatura.

Bramina -NG-

tr(a)nshistoria dijo...

Me hubiera encantado que este cuento no estuviera inacabado, qué lastima. ¿Unos detectives salvajes II? No, creo que sería imposible... Pero ahora releo 2666 y es tan jodido pensar que ya no habrá más.