11 sept. 2009

Dialogan Cortázar y Aleixandre

Julio Cortázar, capítulo VII de Rayuela:


Mano entregada, en Historia del corazón de Vicente Aleixandre

Pero otro día toco tu mano. Mano tibia.
Tu delicada mano silente. A veces cierro
mis ojos y toco leve tu mano, leve toque
que comprueba su forma, que tienta
su estructura, sintiendo bajo la piel alada el duro hueso
insobornable, el triste hueso adonde no llega nunca
el amor. Oh carne dulce, que sí se empapa del amor hermoso.

Es por la piel secreta, secretamente abierta, invisiblemente
entreabierta,
por donde el calor tibio propaga su voz, su afán dulce;
por donde mi voz penetra hasta tus venas tibias,
para rodar por ellas en tu escondida sangre,
como otra sangre que sonara oscura, que dulcemente oscura
te besara
por dentro, recorriendo despacio como sonido puro
ese cuerpo, que ahora resuena mío, mío poblado de mis
voces profundas,
oh resonado cuerpo de mi amor, oh poseído cuerpo,
oh cuerpo solo sonido de mi voz poseyéndole.

Por eso, cuando acaricio tu mano, sé que solo el hueso
rehúsa
mi amor –el nunca incandescente hueso del hombre-.
Y que una zona triste de tu ser se rehúsa,
mientras tu carne entera llega un instante lúcido
en que total flamea, por virtud de ese lento contacto de
tu mano,
de tu porosa mano suavísima que gime,
tu delicada mano silente, por donde entro
despacio, despacísimo, secretamente en tu vida,
hasta tus venas hondas totales donde bogo,
donde te pueblo y canto completo entre tu carne.

3 comentarios:

Dilinger dijo...

Me gusta el poema de Aleixandre. Nunca lo he leído pero este poema está muy bien. Cortázar no defrauda ni con su gracioso frenillo. Felicidades por el blog.

John Table dijo...

chicos hola que tal..un gusto pasar siempre por aqui!

lo siento por no dar señales de vida pero esto de no tener pc y no tener mucho tiempo para mandarles el mail con los dibus....
pronto les respondo y les comento .
un fraternal saludo.

nueva gomorra dijo...

Con este verosímil diálogo entre Cortázar y Aleixandre inauguramos esta nueva etiqueta titulada: HIDRA, subtítulo: la hidra del terroorrrrrr.
Hidra porque son muchas sus cabezas, hidra porque cuando uno es sujeto relacionante las correspondencias las ve por todas partes y entonces, como al bueno de Lucas (Cortázar) empiezan a salirle cabezas de las que no sabe cómo demonios deshacerse, así uno de estos pares de cabezas dice que seguramente Cortázar, con su capítulo VII de "Rayuela" fue precursor de esta lectura que hacemos ahora del bueno de Aleixandre, mientras que una cabeza triple me dice que hay una relación platónica entre: Edgar Allan Poe, Charles Baudelaire y Julio Cortázar, y que incluso Riechman y Baudelaire andan relacionados, como Henry Miller, Salinger y Houellebecq...

Como ven se trataba de una cuestión de vida o muerte, crear esta etiqueta o volvernos todos locos.

Bramina-NG-