5 abr. 2009

Cosas que hacen BUM, de Kiko Amat


Pero ser situacionista me proporcionó una nueva excusa para mi obsesión. La trenka y el jersey de cuello alto negro que llevaba Debord en algunas fotos, combinados con un peinado de emperador romano que también copié de él, se convirtieron en mi uniforme para aquel septiembre que empezaba.

Por supuesto, me asé de calor. Mi entrada por las puertas del instituto, que yo había imaginado triunfal, se convirtió en el penoso arrastrarse de un guiñapo negruzco y sudoroso.

-¿No tienes calor? -me preguntó uno de los seres con los que compartía clase.

-Soy situacionista -contesté levantando una ceja.

1 comentario:

Labia Men dijo...

Mucho levantamiento de ceja y labiamen, eso es sin duda lo que necesitamos.

Este librete apunta maneras, gracias por el adelanto, a ver si saco tiempo de debajo de los días y me animo.


Fdo. Labia Men, simpatizante de New Gomorre.