7 oct. 2009

Septiembre, de Gracia Morales


¿Sentirán algo
─un estremecimiento,
un mínimo dolor,
un asomo de placer o de pánico─
las hojas al secarse
y, finalmente,
caer?

------

Paseo despacio y contemplo
los colores radiantes del otoño
─¡este verdiamarillo!,
¡aquel granate anaranjado!,
¡ese ocre oscuro por el que asoman
diminutas manchas doradas!─

Paseo y miro y me pregunto
cómo llegan las hojas a alcanzar
tal grado de belleza
justo antes de morir.

3 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Muchas gracias por el poema, Gracia. Esperamos que te dejes caer por la ciudad de vez en cuando. Un saludo.

nueva gomorra dijo...

Un placer tener tu poesía en nuestras calles, Gracia. Lindo caer de hojas tan cerca de la muerte, tan al borde de la vida.

Un saludo

Bram Stoker -NG-

Gracia Morales dijo...

Gracias a vosotros, compañeros, por seguir manteniendo tan viva esta forma de expresión que es la poesía. Y por esa foto que le da aún más sentido a este poema.
A ver cuándo nos reencontramos, sí.
Un abrazo.
Gracia.