13 sept. 2009

Freddy & Lou


16. El paso.


(...)


Estuvimos una vez tan cerca el uno del otro en la vida, que parecía que nada podía estorbar nuestra amistad y nuestra fraternidad y que no había entre nosotros más que un breve paso.

En el instante en que ibas a pasarle te pregunté: "¿Vas a atravesar el puente para venir conmigo?" Entonces cambiaste de parecer, y aunque te rogué que pasaras, no me contestaste. Desde entonces, montañas, ríos, todo lo que puede separar e incomunicar se ha precipitado entre nosotros, y aunque quisiéramos reunirnos, no podríamos. Y cuando piensas ahora en aquel paso tan breve, no encuentras palabras, sino sollozos y pasmo.


La Gaya Ciencia. Libro primero.

3 comentarios:

KUBAN dijo...

Así somos los humanos, lo que podemos hacer con extrema facilidad, lo complicamos hasta hacerlo imposible. Gracias. Volveré.

Anónimo dijo...

esa línea tan delgada que separa un extremo del otro... la duda, que siempre anda rondando parece... he sentido esas letras...

nueva gomorra dijo...

El bueno de Friedrich Nietzsche y sus aforismos, qué bueno este, Ben, y es que esas líneas son frágiles, delgadísimas e inestables. Qué bien tenerte de vuelta, calderero bretón.

Un abrazo

Linda Durán -NG-