4 jul. 2016

Hybris: diario de un poeta desconocido


Hybris: diario de un poeta desconocido (Ediciones en huida) es mi primer libro de poemas no autopublicado, el quinto en total.

Antes de nada, quisiera hacer una aclaración con respecto al concepto de hybris. Porque, con el tiempo, su empleo, bajo cierta racionalidad, se viene utilizando para describir un estado en cierta manera desatado y despótico. Seguro que todos hemos escuchado aplicar el concepto a políticos. Pero este uso del concepto en su acepción moderna está descontextualizado. Ha sido acotado en sus dimensiones y significados con un carácter moral muy particular, en gran parte desposeído de su contexto, de manera que han limitado el concepto de hybris a una caricatura. Siendo su contexto un periodo de transición desde un orden basado en los dioses olímpicos y una idea de destino asociada y dirigida por los mismos, hacia un período en el que el hombre tomará las riendas de su propio destino. De hecho, los dioses castigaban a los que sentian hybris. Lo que caracteriza al concepto de hybris, es un sentimiento de fuerza en el sentido nietzscheano, una desmesura, que en realidad es la misma desmesura de vivir, que hace traspasar los límites de lo propiamente humano en aquel contexto, rompiendo con la idea de destino forjado por los dioses olímpicos. Por tanto, se trata de un ejercicio de inmanencia, en el cual es siempre crucial el contexto como pasa siempre con los mitos. Esto no quiere decir que la hybris venga a ser ni buena ni mala, como todo sentimiento de fuerza, de desmesura, de potencia, que abre nuevas posibilidades vitales, depende del individuo como principio de individuación lo que haga con ella, existen disparidad de mitos con respecto a ella, así como acciones llevadas a cabo bajo su influjo. 

La obra está dividida en siete actos. Ya que cada acto trata de conceder de una visión dinámica y panorámica a la obra, que en cada acto se particulariza como en escenas. Los actos son: I. La hybris, la literatura y yo, II. La juventud pasada pero no perdida, III. Las relaciones: cielos e infiernos, IV. El mismo vacío, V. Lo errante, lo perecedero y lo perdido, VI. La buena y la mala suerte, VII. Subjetividades del tiempo. Los actos están formados cada uno por once poemas.

Los poemas han sido seleccionados y trabajados específicamente para esta obra, de entre aproximadamente poemas escritos durante los últimos 5-6 años. Y tratan de múltiples formas de abordar temas recurrentes en mi obra, como el tiempo, la madurez, las edades, la literatura, las relaciones, etc.

Los distintos actos pueden funcionar tanto de forma común como independiente. Y tratan de dotar de cierta línea argumental general y no lineal a la obra, por más que los poemas constituyan en sí mismos trazos o líneas de fuga, que para alcanzar su pleno sentido escapen siempre al mismo poema, ya que ponen en conexión diversas partes de la misma obra completa o diversos poemas; de manera que su unidad simbólica se fundamenta en esa misma multiplicidad, que por otra parte es todo lenguaje. Es decir, la obra en su conjunto no descansa sobre ningún centro ni punto fijo. En todo caso, sería más representable por una multiplicidad en movimiento. En cierto modo, volviendo a los términos de fuerzas, como lo es la hybris, la obra ofrece intensidades, subjetividades, en permanente tensión entre ellas. Para ello, también durante la preparación de la obra he tratado de elaborar y trabajar los poemas de diversas formas diferentes.

Siendo el objetivo final ser capaz de desplegar ante el lector todo un mapa existencial propio, una cartografía. Un ejercicio poético y vital de plena inmanencia, que a modo de redefinición de los propios límites de la identidad, que como todo límite escapa o transgrede un territorio hacia el confín de su afuera, transformándolo. Es decir, la literatura no sólo comunica, transmite o informa sino que deja una huella profunda en nosotros, unas marcas. En definitiva, esta obra es una necesidad de perderse un poco para poder encontrarse, o aunque suene contradictorio, la necesidad de no tener que buscarse nunca.

Antonio Palacios

- Ya pueden adquirir la obra en la web de Ediciones en huida, tanto desde España, como desde el resto de Europa o de América.

No hay comentarios: