6 jul. 2016

El camino de mi vida está lejos de completarse


No supe de la existencia de Xu Lizhi hasta un año después de su suicidio. Un amigo, que también escribe poesía, me habló ligeramente de este joven poeta chino, trabajador precario de una cadena de montaje, que se suicidó a los veinticuatro años. No obstante, en ese momento no llegué a leer sus poemas. Meses después, los editores de Química Polar me pasaron en el festival Hostia un libro un fanzine, Infierno Suave, con varios poemas de Xu Lizhi traducidos al castellano que me parecen buenísimos. Este que os copio es uno de ellos. 

EL CAMINO DE MI VIDA ESTÁ LEJOS DE COMPLETARSE

Esto es algo que nadie esperaría:
el camino de mi vida
está lejos de acabarse,
pero se encuentra estancado en el medio del camino;
no es que no haya tenido problemas parecidos,
pero nunca llegaron
tan de golpe,
tan feroces.
Me esfuerzo una y otra vez,
pero todo es inútil...
Quisiera alzarme más que cualquier otro,
pero mis piernas no me obedecen,
mi estómago no me obedece,
mis huesos no me obedecen...
Solo puedo acostarme
en esta oscuridad, lanzar
una señal de angustia, en silencio, otra vez,
para oír, otra vez,
el eco de esta desesperación.

Xu Lizhi

No hay comentarios: