12 may. 2012

Las cartas uruguayas


Sus cartas siguen llegando. Tiene el pelo corto y piensa en los 33. Sigue digitalizando libros antiguos en una vieja librería de Montevideo. Nos habla de sus miedos. Nos habla de sus ganas de seguir avanzando por su particular camino. Latinoamérica no se la ha comido. Ella nos enseña, la aprendiz de todo, la que nunca pierde la curiosidad, nos sigue enseñando siempre. Sus lecciones son modestas, aunque solo en apariencia. Cada uno tiene que ganar su mundo, y a pulso, por supuesto. Eso nos dice. Cuesta ser, pero la identidad no es todo. Los caminos se nos retuercen entre las muñecas. Guiños para todos en sus cartas. Si pudiéramos darle un abrazo, empujarla una vez más, rozarle el pelo y decirle claro, Julia, no pasa nada, estamos aquí, estaremos aquí siempre. Ella nos enseña el valor de la tela de araña. Estamos atrapados por el mapa de los afectos, pero bendita red... Sentir, compartir, amar y no engañarse... Sencilla receta para cocinarle un bofetón al capitalismo.

Te la regalamos... Sé cómo te ubica esta canción. Te pone en el sitio. Te calma. A mí también, a pesar de que mis fieras no las amanse ni el bueno de Ángel Cristo en sus mejores años.

Te echamos de menos, rubia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un beso Julia
Cjm

Anónimo dijo...

Julilla, besos a boca jarro. que por aquí te seguimos queriendo iogual o más que siempre. Ángel

julia dijo...

eeeehhhh, que quereis que me ponga melancólica, me equivoco? pues sí, buscando cada uno su camino, y yo también... también os echo de menos.... mil gracias por esta entradilla.... ché, está relinda!!!!!

pero el pelo lo tengo cada vez más largo...

nueva gomorra dijo...

Me alegro que te guste, Cer. Esta sigue siendo tu casa.