23 may. 2017

Por el bien de la revolución. Un anarquista suizo en el Frente de Aragón


Poco a poco, conforme los voy encontrando en librerías de viejo o en los estantes olvidados de las librerías de los amigos, voy leyendo todos los títulos de Alikornio Ediciones, editorial extinta cuya resurrección he suplicado en repetidas ocasiones en este mismo blog.

El último título que he leído de esta casa, Por el bien de la revolución. Crónica de un anarquista suizo en el Frente de Aragón, de Albert Minnig, es un testimonio vívido de la experiencia de este obrero de la construcción que, sin pensárselo dos veces, vino a España en 1936 para luchar contra el fascismo y echar un cable en el proceso revolucionario desatado en la retaguardia libertaria. 

Son apenas setenta páginas las que componen esta especie de diario de guerra, en el que se cruzan los episodios de euforia revolucionaria con aquellos tiznados por la amargura de la derrota. Una derrota que no fue solo militar, sino ideológica y política, ya que Minnig abandonó España antes de que acabara la guerra, decepcionado tras el imparable avance de la contrarrevolución y casi forzado al ser detenido en Barcelona el 19 de agosto de 1937.

Otro libro cuya lectura deja un sabor amargo que, al mismo tiempo, se antoja imposible de olvidar. Como seguramente tampoco se pudo borrar de la memoria de Minnig su experiencia en el corto verano de la anarquía, aquellos meses donde la sartén cambió de mano.

No hay comentarios: