15 oct. 2016

'Canción muda'


Os dejo con un fragmento del relato «Mi marido», uno de los cuentos de Canción muda, de David Albahari. Nos encontramos aquí con un retazo de esa literatura interrogativa, frágil y desarmada de certezas, que es la que me gusta. Una literatura con frío, que sin embargo arropa.

***

Entonces el siguió hablando. Dijo:

- ¿Cuando das la mano, de verdad crees que tocas a alguien? En el mejor de los caso. tocarás el reflejo de alguien, y eso ni siquiera lo tocarás tú, sino tu propio reflejo. El reflejo alcanza al reflejo, eso es la vida. Este mundo es como un gran espejo en el que se reflejan cosas que suceden en otro lugar. Fuera de nosotros. En realidad, aquí cada uno está solo. En el espejo, somos ilusiones, rodeados de otras ilusiones. Ahí no estoy yo.

Salgo por una manta. He esperado bastante. Lo levantaré, él es tan liviano, lo meteré en casa, le haré una sopa. Le diré que la soledad es algo que elegimos, que no podemos creer otra cosa, con espejo o sin él, no importa, y cuidaré de él hasta que empiece a acostumbrarme a mí, hasta que no esté más solo.

Al salir fuera, me sorprenden las estrellas.

No hay comentarios: