29 dic. 2015

Anarquismo transhumante (1)

El de hoy es otro libro recomendable y algo atípico, a medio camino entre el ensayo político y el cuaderno de viaje. Os hablaré de él en varias entregas. Hablamos de Anarquismo trashumante: Crónicas de crotos y linyeras, de Osvaldo Baigorria.

En primer lugar, os dejo con un fragmento de la página 23:

La influencia de ideas socialistas libertarias y anarcoindividualistas en el movimiento obrero y estudiantil europeo pronto sería el detonante de otro tipo de vagabundo, más internacional que tirolés, más ateo que goliardo, más lumpen que burgués. En el periodo de entreguerras se produce un fenómeno de errancia masiva en dirección a los bosques y campos de Europa. Jóvenes alemanes, holandeses, suecos, noruegos, daneses, etc., salen cada primavera a andar con un atadito al hombro, durmiendo bajo las estrellas y trabajando en las cosechas de trigo, fruta o lúpulo para cerveza. Según Osvaldo Bayer, hacia fines de los años veinte -antes de que el crecimiento de las bandas de choque nazis barrieran con este fenómeno- se calculaba que solo en Alemania deambulaban cincuenta mil vagabundos: toda una subcultura que había inventado una jerga propia con más de dos mil vocablos, y un lenguaje de signos y señales que dejaban talladas en las cortezas de los árboles, cerca de las carreteras, para anunciar a otros, por ejemplo, si en la próxima aldea había policías, o perros bravos, o prostitutas. En su libro Landstreitcher, Knut Hamsun narró la vida de estos seres orgullosos, individualistas, enemigos de la autoridad.

No hay comentarios: