24 oct. 2012

Ya no la miro, la dejo hacer



Ya no la miro, la dejo hacer
la oigo respirar agitadamente
mientras limpia el brazo de la mecedora

ni el cansancio
ni el olor a amoniaco consiguen detenerla

antes fueron las persianas
mañana serán los cristales

me recuerda a los coleccionistas
infelices, a los que siempre falta una pieza

nunca estará contenta
siempre habrá algo limpio que limpiar.

Isabel Bono, del poemario Maomegean.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Para cuando isabel en la caja de Lot? los gomorritas la esperamos.Ángel

RaRo dijo...

muy buena