15 sept. 2011

Bailando al son


Para el Noru, mi hermano levanta piedras.
Para la Poetica Seminarii.

Al compás de la desilusión, atormentados y cansados, andamos los del norte a diario; calle arriba, calle abajo, subiendo y bajando la pesada roca que nos venía de serie al nacer, incluso a veces sentándonos encima de ella. Pero llegará el día en que nos convertiremos en terroristas, pegaremos una bomba lapa a esa piedra maldita y será entonces, después de ese pequeño big bang, cuando comience un nuevo mundo, una nueva vida... Pero también esa explosión provocará que aparezcan nuevas rocas y esta vez caerán sobre nuestras cabezas.

Julia Cortés Campos (Poetica Seminarii, septiembre-octubre 2007)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiempos rocosos, asperos... jodidos pero seguiremos luchando pequeña Sisifo. La verdad es que yo me he llevado unas cuantas pedradas (literales) en la cabeza y tampoco duele tanto, o quizá tengo la cabeza muy dura.

cjm -ng-

Juan Cruz López dijo...

Algo dura, Curro, sin duda.

Anónimo dijo...

muy dura curro... muy dura... pero no todas las piedras duelen... gracias por esta entradilla....

ché, los espero boludos!!!