28 nov. 2017

George Orwell antes sus calumniadores


No es la primera vez que hablo de Orwell en este blog ni tampoco será la última. De hecho, creo que ya he hecho mención por ahí a este librito delicioso del que hoy os copio lo que vais a leer abajo. Las cursivas provienen del original:

En realidad, como muestran las calumnias directas u oblicuas, lo que de Orwell tiende a disgustar a una domesticidad intelectual de libreas intercambiables es precisamente su capacidad para seguir siendo fiel a sí mismo, a sus principios y al puñado de verdades esenciales que había hecho suyas, al tiempo que discernía con un sentido histórico muy seguro, en unas condiciones cambiantes, las prioridades, las nuevas líneas del frente, los enemigos principales. Hay que cambiar a menudo de opinión para seguir en el mismo partido; pero no está al alcance de todo el mundo haber tomado un partido que merezca que uno le sea fiel. Obviamente, los pensadores para semanarios y dominicales preferirían convencernos de que no hay más elección que entre el oportunismo y una pureza moral impracticable. 

George Orwell antes sus calumniadores (Édictions Ivrea, Éditions de L´Encyclopédie des Nuisances. Editado en España por Ediciones El Salmón y DDT Banaketak. Madrid: 2014).

No hay comentarios: