13 abr. 2016

Los imprescindibles para El Club...


Bueno, pues El Club de los Poetas Hiperviolentos ya está volando por ahí. 

Detrás de este título tan aparatoso, hay muchas historias. Comencé a escribir estos relatos hace bastante tiempo, justo después de publicar Cuento y aparte. Quería romper con el formato del microrrelato porque apenas si me dejaba espacio para trabajar los personajes y porque, en cierto sentido, empecé a tomarle manía a ese tipo de relatos, fácilmente digeribles, rápidos, muy a la medida del ritmo de vida que nos ha tocado padecer. 

Da la casualidad que su salida ha coincidido con la aparición del El nombre de los hombres. Siete años sin publicar y, toma, dos de golpe, y casi sin quererlo. En fin... Afectará a la aconsejable promoción de cada título, pero ya está. Detrás de estos trece cuentos y del Anexo para fanáticos hay muchas lecturas y tachones. A pesar de que uno siempre lee los textos ya publicados con cierta desesperación, sabiendo que se ha fracasado en el intentó de escribir lo que se quiere, no es momento de pensar en eso y sí de agradecer la ayuda de la gente que ha hecho posible su publicación. 

Por eso, gracias a Paz Gómez, Sergio R. Franco, Bernardo Munuera, Alfonso Molino, María Pérez y Antonio Moral por haber leído el libro antes de que se publicara, apuntando cada uno correcciones pertinentes que sin duda han ayudado a mejorar el resultado final del libro. 

Gracias también a David Hinojosa, por echarme un cable con la revisión de galeradas, aunque no tuviera tiempo. 

Y gracias, cómo no, a Julia Cortés por trabajar conmigo la cubierta y apoyar incondicionalmente el proyecto Piedra Papel Libros

Cada uno tiene su sitio en este club... Os debo unas birras a todos.

1 comentario:

RaRo dijo...

A mí ya me has atrapado...