19 oct. 2015

¿Ilustre colonización?

Hace una semana, y al hilo de la celebración oficial de 12 de octubre, se desató en las redes sociales una particular batalla entre los defensores de la fiesta y aquellos que, informados de las consecuencias del proceso de colonización de España en América, consideramos un atropello la conmemoración de semejante aniversario. Pues bien, desde hace unas semanas estoy leyendo un pequeño manual, que cito más abajo, donde se nos recuerdan algunos de los hechos por los que, le pese a quien le pese, es despreciable celebrar la llamada fiesta de la hispanidad.

***


La permanencia cada vez mayor de los peones indígenas en las haciendas se produjo en parte por endeudamiento con los dueños, que les imposibilitaba su abandono hasta no satisfacer el pago de la deuda, pero básica y mayoritariamente por los contratos efectuados como colonos, aparceros o renteros, que les permitiría el usufructo de una parcela de tierra dentro del latifundio, a cambio de trabajar varios días a la semana para el hacendado y pagarle en especie, por lo general la mitad de la cosecha ("medieros"), o en efectivo. De este modo, el hacendado solo ponía en producción la parte de más calidad, que trabajaba con jornaleros, y dejaba el resto improductivo o cedido en pequeñas parcelas, con las que fijaba una población indígena sin recursos, una mano de obra casi gratuita, no asalariada ("inquilinos" en Chile, "yanaconas" en Perú, "huasipungueros" en Ecuador), que tenía que pagarle en trabajo el disfrute de un pedazo de tierra de mera subsistencia, por lo general usurpada a sus propias comunidades. Una mano de obra abundante y barata que permitió a los grandes terratenientes el desarrollo autosuficiente de sus haciendas, donde se producía lo que se consumía (alimentos, tejidos, útiles de trabajo) y donde los trabajadores se veían abocados por el aislamiento a comprar en las llamadas "tiendas de raya", propiedad también del hacendado.

- La Ilustración en América (siglo XVIII), Mª Ángeles Eugenio Martínez (Anaya. Madrid:1988)

No hay comentarios: