6 jul. 2014

Walter Benjamin, sobre la novela


La propagación de la novela solo se hace posible con el descubrimiento del arte de imprimir. El mensaje oral, el patrimonio de la épica, es de otra índole que aquello que constituye lo propio de la novela. Separa a la novela, frente a todas las demás formas de la creación prosaica -el cuento, la leyenda, incluso el relato breve-, el hecho de que ni proviene ni se dirige a una tradición oral. Sobre todo, sin embargo, que es contraria al narrar mismo. El narrador toma lo que narra de la experiencia, sea la propia o una que le ha sido transmitida. Y la transmite como experiencia para aquellos que oyen su historia. El novelista, en cambio, se ha aislado. El lugar de nacimiento de la novela es el individiuo en su soledad, que ya no puede referirse, como a un ejemplo, a los hechos más importantes que le afectan; que carece de orientación y que no puede dar consejo alguno. Escribir una novela significa exponer en su forma extrema, en la exposición de la vida humana, lo inconmensurable.

- Walter Benjamin. Sobre el programa de la filosofía futura y otros ensayos. Editorial Monteávila. Venezuela, 1970. Traducción de Roberto J. Vernengo. Página 204.

No hay comentarios: