15 jul. 2013

El recorría más de cien kilómetros

 Bonnie & Clyde

Él recorría más de cien kilómetros
para llegar hasta ella.

Ella llevaba esperando desde niña
una oportunidad de la vida.

En las noches de verano,
le gustaba levantarse su falda,
quitarse la ropa interior.

Y casi quebrarse
al sentirlo dentro,
con sus miradas limpias.

En los parques, de madrugada,
bajo la luz de las estrellas,
sobre el frescor de la hierba,
con la erotizante brisa nocturna.

Como si aquel furor fuera a ser indeleble.

Cerca del mar,
tomando cerveza, fumando algo.

Mientras trabajaban más de doscientas horas al mes,
por seiscientos euros. Y estudiaban.

Cuando hablaban sobre cuántos rostros
se trazan en la luna llena.

Él, que había estado enterrado en vida.

Ella, adicta a la desolación.

- Un poema de Antonio Palacios

No hay comentarios: