1 jul. 2012

En las trincheras con Robert Graves


Queda demasiado lejos
el aire latino de Mallorca. Aquí,
las ametralladoras cruzan la noche. Por el día,
cargas de explosivos, alambradas cortantes, francotiradores...
Las ratas se abren camino entre los caídos.
Los cadáveres son como camiones,
las ratas los conducen enterrándolos
en el barro. Detrás de las líneas,
en ambos lados, oficiales y hombres hacen cola
para un último polvo. Todos excepto Graves.
Primero el halcón debe medrar dentro del hombre,
una espuela para el sexo.
Vivimos tiempos difíciles.


Raymond Carver (de Sin heroísmos, por favor. Traducción de Jaime Priede).

No hay comentarios: