19 abr. 2012

Tenía un resplandor violeta



Tenía un resplandor violeta en la mirada,
Predecía lo inusitado.

Un cuerpo de verso liso y desnudo.

El gesto intrépido, pero suave, al final del día.

Toda una forma de acabar con nuestros males.

Antonio Palacios

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cada poema de Antonio, una voz distinta, que maravilla de hombre. Ángel

nueva gomorra dijo...

Desde luego. Nos alegramos de que de vez en cuando nos pase sus poemas.