12 jun. 2011

Revista Lamás Médula


El correo electrónico de Nueva Gomorra es una caja de sopresas. Lo miro de higos a brevas, esa es la verdad, pero cada vez que lo abro asoma la cabeza un tesorillo de los moros. Por ejemplo, hace unos días volví a tener noticias de una amiga a la que conocimos en Literadura, las jornadas que organizamos con la Universidad de Jaén hace unos años. Una amiga que nos pide que le echemos un cable y a la que respondemos con la celeridad que se merece. Reseñas, poemas, fotos de bibliotecas para nuestros puentes de papel, y recomendaciones. Un lector nos envía la dirección de una revista de poesía cuyo nombre coincide con el ciclo de recitales que organiza nuestro compañero Sergio. Una feliz coincidencia que me hace pensar en la enorme nave de los escritores, de los poetas, de los lectores. Un hogar en tregua, a salvo de las bombas y la idiotez reinante. Si os interesa, podéis echarle un vistazo pinchando aquí. Espero que os guste.

No hay comentarios: