6 jun. 2011

La fina lluvia que apenas ves


La fina lluvia que apenas ves
Te moja.

La mujer del gesto triste,
Aquella que nunca imaginaste,
Te ama.

A veces lo que digas siempre importará
Más de lo que calles.
(Pero ten cuidado con lo que dices).

El hacer casi siempre estará
Entre el decir y el pensar.
(Cuida lo que hagas).

Jamás escribirás lo que deseas escribir,
Pero escribe.

Ni la dicha, un gesto, el placer,
La belleza o la palabra más hermosa
Te restarán el dolor.

Antonio Palacios

7 comentarios:

Roque dijo...

Duro, pero elegante. Sí, el dolor a veces no desaparece nunca. Demasiadas veces.

Anónimo dijo...

tan melancólico como la realidad...
tan sutil como las gotas...
tan certero como el dolor...
tan elegante como el Palace

Anónimo dijo...

Genial, como siempre.
cjm -ng-

Juan Cruz López dijo...

Aprovecho la ocasión para agradecer a todos los que seguís mandando colaboraciones. Hay algunas en la cola de espera y espero que comprendáis que los ritmos de publicación hacen que a veces se demore la salida de vuestros textos.

Antonio, excelente poema. "Nada arregla nada", desde luego. Lapidarios los tres últimos versos.

BaBel dijo...

cosas a tener en cuenta .*

Anónimo dijo...

Hola, la ilustracion seleccionada es muy bonita. Un saludo.

Anónimo dijo...

Es un cuadro de Rothko