5 mar. 2011

Muero con Rachmaninov a la luz de una vela



No hay luz.
Una vela
que acompañe el cromático celestial.
La termodinámica ha llegado a su fin,
todos sabíamos que llegaría.
Surge otra vez esa comunidad
que habíamos olvidado.
Caníbales de la luz.
¡Aquí se aprovecha
hasta el último fotón!
Adiós a Bach
y al tapping.
Tendremos que acudir
al pizzicato,
obligados, como escoria
que somos, a verlo desde el gallinero.
Pero he sido inteligente
y he guardado un poco de energía
que me hace falta para escuchar
por última vez a Rachmaninov.
¿Qué preludio escojo?

Curro Jiménez Melero -NG-

3 comentarios:

Blumm dijo...

¡Grande Rachmaninov!

BaBel dijo...

caníbales de la luz

.*

Juan Cruz López dijo...

Rachmaninov VS. Bach

Habría que diseñar un Street Fighters de compositores.