5 jun. 2011

Ampliación del campo de batalla



Cada vez estoy más contento con mi colección Anagrama.

Hace unos días terminé de leer Tierra Humana, de Pramoedya Ananta Toer. Este es el primer título de una tetralogía, el Cuarteto de Buru, que le valió numerosas propuestas para el Nobel de Literatura (¡como si ganar este premio tuviera algo que ver con el mérito literario!) por parte de autores como Günter Grass o Sartre. Sin embargo, aunque la novela tiene un gran valor reivindicativo y divulgativo, si se quiere, de la situación de Indonesia durante la ocupación colonial holandesa, a mí me ha dejado literariamente frio. Bueno, esta frialdad se veía muchas veces sustituida por unas ganas incontenibles de abofetear a la bella Annelies. ¿Habría cambiado la historia sustancialmente sin este personaje? En fin, la novela resulta a veces ingenua y a menudo poco verosímil.

Después de esta lectura acudo a mi colección Anagrama, que casi nunca me defrauda, y elijo Ampliación del campo de batalla, la primera novela de Michel Houellebecq. En este caso no hay trasfondo: la indolecia, la anhedonia, el desafecto generalizado del protagonista es más que evidente, a veces repugnante. Hay vidas cuya continuidad no se sustenta de ninguna manera. Me he pasado casi toda la novela diciéndome que prefería ser Tisserand, que ya es decir.

Matías Gámez

3 comentarios:

BaBel dijo...

Hay vidas cuya continuidad no se sustenta de ninguna manera


.............

J. G. dijo...

como todo lo de este autor, cualquier cosa vale la pena

nueva gomorra dijo...

Matías, muchas gracias por la breve reseña. Tomamos nota pues.