17 dic. 2009

3 en 1


Me pides que te regale un poema secundario, una b side.
De acuerdo, quizás no lo conozcas, pero espero que te guste. Un poema en la cocina, se llama. Es bastante malo y rima y es muy corto, pero sí, creo que es uno de los que te gustan.

Libros en la cocina:
Schopenhauer, Kerouac, Ciorán.
Tus librescas recetas
pegadas a la nevera con imán:
no desear,
vagar por los caminos,
querer pegarse un tiro
(pero no hacerlo jamás).

Aquí lo tienes, el poema mezclado con una imagen del google analytics que me permite rastrearos y una pelea entre los dos samurais errantes, Mugen y Jin, no sé si te acuerdas de Samuraii Champloo, aquella serie que intentábamos pescar cuando iba a verte a casa y que ahora veo cuando son las mil quinientas de la noche y no tengo ganas de leer. Mezclados, te digo. Como Ben Goraled y Chuck Palaziuk, que andan a espadazos contra la tribu de neocatecumenales del pelotazo que gobiernan la academia infierno. Mezclados también tus posos, Juliette Croûte, con los de Bramina Stoker, perdida en la Ciudad de la Justicia, rodeada de una manada de zorras que bien quisieran que les petaran el culo con una polla de amonal.

Pienso en el mapa de la dispersión que se completa con el tipo que escribe este poema, un hombre venido del norte, inextinguible, un mamut invisible y pacífico, resistente en la pradera oceánica de la cotidianidad disforme.

LA CAMA

No pienso participar de
este derroche
egopatológico
de un (sub)escritor desesperado
... te deseo los peores sueños ...

Un poema perteneciente a Rashomon, entre cuatro paredes, un librazo de poesía aún inédito que ojalá se publicase pronto.

Voy a cerrarte la entrada rápidamente, Cer, con un par de versos del poeta de la Generación Ausente perdido en el golfo de México, Nikolái Gordorak, que bien podría ser ese otro poeta realficcionalista que sólo podría definir con el adjetivo terco, me refiero al bandolero, capaz de incendiar Madrid con los vapores inflamables del que anhela otear una estrella, un puta estrella, diminuta y frágil, en el cielo de la metrópoli. Aquí están:

Y si de las cenizas surge un pájaro entonces
no habrá más remedio que comérselo.

Acabo con una cita (autocrítica) susurrada -sin duda podría serlo- por Ben Goraled. Decía la Sección Inglesa de la Internacional Situacionista en 1967 que

La mayor parte de la mierda que hoy pasa por cultura no consiste sino en fragmentos descuartizados -reproducidos mecanicamente y sin el menor respeto por su significado original- de los desperdicios dejados por el derrumbamiento de todas las culturas del mundo (Pepitas de calabaza, Logroño: 2007).

Canal del tubo, para quien le interese esta chula serie de samuráis: http://www.youtube.com/user/elbeetle#p/c/311DBAF8D28575F9

2 comentarios:

julia dijo...

aahhh, la dispersión, que enamoramiento de esa sensación...

ya me podrás ir viendo, a parte de dispersa, moviéndome por ese mapa, al que, neta, no le tengo ningún respeto... tan sólo respeto los puntos que aparecen en él, y no a todos... esta semana actualizaré nueva gomorra desde el país de los cánticos muertitos...

nueva gomorra dijo...

Vaya entradón, Lot.No sabes cómo me gusta ese poema del Rashomon, J.J.C.C., tan terco como Nikolái, tan buen poeta como William Carlos Williams. ¿Dónde estará ese hombre? Las últimas voces me dicen que finalmente se ha decidido y ha partido al Norte, allí vive en un edificio blanco, en un cuarto blanco sin cuadros, un cuarto de cristal y una enorme cafetera (dicen que es para la tensión).
Cambiando de palo, tus series b siempre me han gustado, Lot. Mañana va a ser que la actualización viene del Sismemo (por fin internet disponible).

Marta Sánchez did never really care about literature-NG-