10 ago. 2009

No desistas, de Alfonso J. Molino Delgado

NO DESISTAS

A solas te contemplo.
Surcas tu laberinto sin miedo a los abismos.
Rememoras el pulso de la vida a cada paso.
Viajas por una espiral de odio desatado.
En tu jaula de cristal, carcomido por el silencio,
Navegas a la deriva sin rumbo ni reposo
Hacia un vertedero de cómodos refugios.
Arderán contigo.
Y de repente, desnudo ante tus pensamientos,
Recorres el camino que conduce a su encuentro.
Morirás mil veces antes de alcanzar tu sueño apagado.
Pero lo recogerás del fango y se escapará
De tus manos como el aire del destierro.
Persíguelo, emprende de nuevo el vuelo.
No desistas de un viaje sin retorno,
Porque tu vida, amigo mío, depende de ello.

3 comentarios:

tr(a)nshistoria dijo...

Muchas gracias, Moli, si te apuntas al recital entonces lo haces redondo. Muy buen poema.

Juan -NG-

nueva gomorra dijo...

"No desistas" es una buena forma de comenzar el día... al filo de algo inasible, sabiendo ya lo que todos sabemos y, aun así, blandiendo todo el coraje de aquel que sabe que todo está perdido de antemano.

Gracias Moli, es un placer tenerte por aquí.

Bram Stoker- NG-

Ra dijo...

Anoto.