23 jul. 2009

La habitación vacía

La habitación vacía y sola con reductos salpicados
de recuerdos hechos ya polvo que habitan los colchones grises,
mustios, informes, arropados por el manto del desprecio.
Sin almohadas ya huérfanas, los besos profanados.
La cama tan vacía como siempre.
Yo pienso sentado sobre mi papel en blanco.
Asomado al precipicio de la derrota he abierto la boca…
el viento ha recordado tu nombre.


Ángel Rodríguez López

3 comentarios:

Psikodelic creep dijo...

No puedo reflexionar sobre ese poema
Odio recordar, es tan dulce para mi otra parte de alma

me gusta tu blogg
espero ke estes biren

paz
&
livertad

pasate si keres :)

Jorge Ampuero dijo...

Interesante poética.

Saludos...

nueva gomorra dijo...

Ángel, muchas gracias por el poema. Tienes la plaza de la ciudad a tu disposición siempre que quieras...