2 jul. 2009

Dos poemas de La criminal pasión de poseer, de Manuel Fernando Macías



LOS HOMBRES NUEVOS

Sí.
Hemos perdido la fe
Y un inmenso mar nos queda
De vacío en los templos.
Hemos perdido la fe.
Tenemos ya todo el sitio
Para la esperanza.

ESTA VOZ que escuchas y que es la mía
No pretende ya casi nada
Tal vez
Acariciar tu rostro un instante
Y escapar como una cierva
Que deja un rastro de barro
En la garganta del arroyo.
Esta voz que escuchas y que te roza
No pretende ya casi nada.
Aunque a veces esta voz domesticada
Por los siglos de las voces por los años
Por la costumbre en que acaba la franqueza
Por el amor -por el gesto de hacer voz-
Por el sueño con que uno se sostiene
Se transforma en una voz que deseara
Convertirse en un puñal en una hoguera
En un ejército de hombres y de lámparas
en una hilera de hormigas que en la noche
Te cambiara la sangre por lava.

2 comentarios:

nueva gomorra dijo...

La criminal pasión de poseer es un magnífico editado por Libros de la herida.

Libros de la herida en una valiente editotial sevillana cuyos editores, a los cuales tuvimos el placer de conocer en una presentación del 50 pasos para dar el salto, comparten con nosotros una misma idea de literatura.

http://librosdelaherida.blogspot.com/ es su página web, que podréis encontrar enlazada en nuestra ciudad

Anónimo dijo...

Hemos perdido la fe y nos queda una esperanza enorme. Sí señor, qué buen poema.