26 jul. 2009

Embriagaos, un pequeño poema en prosa del bueno de Charles


EMBRIAGAOS

Hay que estar siempre borracho. Todo radica ahí: es la única cuestión. Para no sentir el horrible fardo del Tiempo, que destroza vuestras espaldas y os inclina hacia el suelo, es preciso emborracharse sin tregua.
¿Y de qué? De vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo, pero emborrachaos.
Y si alguna vez os despertáis en la escalinata de un palacio, en la verde hierba de un foso, en la mustia soledad de vuestro cuarto, habiendo disminuido o desaparecido la embriaguez, preguntad al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro al reloj, a todo lo que huye, gime, rueda, canta y habla, preguntadle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el reloj os responderán: "¡Es hora de emborracharse! Para no ser esclavos martirizados por el Tiempo, emborrachaos, emborrachaos constantemente! De vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo".


Pequeños poemas en prosa. Los paraísos artificiales, Ediciones Cátedra. Traducción de José Antonio Millán Alba.

3 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Este tipo es increíble. No se pueden ustedes morir sin haber leído sus "Pequeños poemas en prosa", no es que este sea el más significativo, pero me gusta; me gusta porque habla del tiempo, como diría el bueno de Delarogne, de cómo abolir el tiempo, de cómo recuperar lo que nos pertenece, de políticas de vida, de una conciencia que despierta a tiranías conceptuales tamañas como el tiempo. Sí, es cierto, eso de la "virtud" le ha quedado medio raro, pero tengan en cuenta que lo que él entiende por virtud está en las antípodas de la capilla y el sentido común.

Pronto en Nueva Gomorra: "El mal vidriero", un ppp que tradiccionaremos y que les arrancará una carcajada del tamaño del hueco de Chillida.

Flora Mal -Nueva Gomorra-

Anónimo dijo...

Una línea de lectura: en una mano el segundo tomo de Historia de las drogas, de Escohotado, en la otra Los paraísos artificiales, de Baudelaire.

En cuanto pueda le echo mano a Pequeños poemas en prosa.

Qué te sugiere Baudelaire-Poe-Cortázar... Qué buena pinta el triángulo del que me hablaste el otro día.

juan -ng-

Comtessa d´Angeville dijo...

BRINDEMOS PUES