4 jun. 2009

Jorge Riechmann


Ha sido para mi inevitable colgar esta textura en nuestro blog que es como una metáfora de nuestro corazón común, no? En fin, que me voy por las ramas, digo que ha sido para mi inevitable colgar lo que voy a colgar, dedicado a mis carnales... (puntos suspensivos completamente identitarios), os quiero pinches...

Jorge Riechmann (Rengo Wrongo) (que yo no sé en el orden que se ponen las movidas de los libros, si va primero la editorial, o el año y esas movidas que sabeis vosotros, doctorcillos, así que, la editorial es, como no podría ser de otra manera, la elegante y arriesgada DVD ediciones.poesía.

---

Un escritor es
- en nueve de cada diez casos-
un loco
que se salva de su propia locura
proyectándola sobre el mundo
y generalizándola a categoría
universal

Si se niega a tal operación salvífica
-conjetura Wrongo-
entonces es una sana persona corriente
o -en siete
de cada diez casos- un poeta.

---

A los poetas
que de verdad empuñaron un revólver
-Wrongo piensa en René Char
o en Roque Dalton-
no se les ocurría fantasear
con que la poesía fuese
ningún arma cargada de futuro.

---

Hay poetas
de dos especies;

aquellos a quienes por encima de todo
interesa el futuro
del arte poético

y aquellos más bien preocupados
por el futuro
del género humano

Wrongo no puede evitar
sentir más simpatía
por la especie segunda.

---

Sinceramente, habiendo leído varios libros de Riechmann no creo que piense que los poetas se pueden dividir en dos grandes subgrupos, pongo la mano en el fuego por este poeta, me gusta.


5 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Yo también leí a Rengo Wrongo, alter ego de Riechman, el pasado fin de semana, de tu mano.

Y sí, este libro merece una lectura. Sus versos están en las lindes del género (conste que esta afirmación la hago desde el olfato).
Este poemario es puro azufre, ácido como Marcial y repleto de fina reflexión, crítico y cítrico, naranja sanguínea , una bala de humor, un excelente monólogo de un personaje, Rengo Wrongo, que se proyecta incesamentemente hacia su necesario lector.

Me gusta su ritmo jalonado de estribillos en estilo directo, Wrongo se corrige y enmienda, se retracta en directo mostrándonos los entresijos de su construcción poética, una lírica en construcción, una constante invitación a su dinámica cuestionadora.

Ritmo, ritmo, Rengo, Wrongo.

Me acercaré a Riechman al revés; los últimos serán los primeros, así Rengo Wrongo, luego seré cangrejo caminando hacia su primera producción (idea que, si no me equivoco, podría muy bien ser del gusto de Rengo).


Lina Dupont- miembro honorífico del Observatorio de Poesía Contemporánea de Nueva Gomorra.

Sir Alsen Bert dijo...

Interesante definición de ESCRITOR. Yo la voy a anotar, vaya a olvidarla.

Anónimo dijo...

Pues el origen del origen fue allá por el verano de 1995, cuando estuvo dando una charla en el Centro Social del Polígono del Valle, en aquella ocasión en calidad de experto en temas de desarrollo sostenible...aunque algo leyó, también (si no recuerdo mal)

Anodine Lot dijo...

Muy bien, Cer, creo que es una textura muy tuya. Llevas leyendo a este poeta desde hace mucho tiempo y te gusta desde el principio. Es liberado de Comisiones, ¿lo sabías? Y es más serio que una tabla, pero escribe muy bien, y como le gusta a la Pazuta, tiene siempre una concepción del libro de poemas muy conceptual, muy potente.

AniZ dijo...

Interesantísimo y complejo el señor Riechmann. Relexión y conciencia. Un libro suyo siempre es un buen compañero de viaje
salu2